Red Hat Enterprise Linux 6.5 optimiza el rendimiento, la estabilidad y escalabilidad en infraestructuras físicas, virtuales y cloud

Red Hat Enterprise Linux 6.5 optimiza el rendimiento, la estabilidad y escalabilidad en infraestructuras físicas, virtuales y cloud

Red Hat  ha anunciado la disponibilidad general de Red Hat Enterprise Linux 6.5, la versión más reciente de Red Hat Enterprise Linux 6. Red Hat Enterprise Linux 6.5 amplía la visión de Red Hat de proporcionar una plataforma empresarial con la estabilidad para permitir a las TI asumir mayores retos de infraestructura y la flexibilidad para gestionar futuros requisitos, con un amplio ecosistema de partners y soporte.

Red Hat Enterprise Linux 6.5 está diseñado para aquellos que construyen y gestionan grandes y complejos proyectos de TI, especialmente para las empresas que requieren una nube híbrida abierta. Desde seguridad y networking hasta virtualización, Red Hat Enterprise Linux 6.5 proporciona las capacidades necesarias para gestionar estos entornos, como por ejemplo herramientas que permiten la rápida sintonización del sistema para ejecutar aplicaciones SAP basadas en las mejores prácticas publicadas desde SAP.

Protegiendo la empresa de nueva generación

Red Hat Enterprise Linux 6.5 continúa apostando por una funcionalidad de seguridad integrada que combina facilidad de uso de la plataforma con normas de seguridad actualizadas. La inclusión de un trust store centralizado permite un acceso estandarizado y certificado a servicios de seguridad. También incluye herramientas que cumplen con los principales estándares de seguridad, incluyendo OpenSCAP 2.1, que implementa los National Institute of Standards and Technology (NIST´s) Security Content Automation Protocol (SCAP) 1.2. Con estas ampliaciones, Red Hat Enterprise Linux 6 proporciona una plataforma segura sobre la cual construir servicios y aplicaciones para misiones críticas.

Networking, cuando cada (micro) segundo importa

En los servicios financieros y los negocios relacionados con ellos, el periodo de latencia de una aplicación se mide en microsegundos y no en segundos. Ahora, la última versión de Red Hat Enterprise Linux 6 soporta plenamente la precisión temporal sub-microsegundo a través de la red de área local (LAN) mediante el uso del Precision Time Protocol (PTP). La sincronización precisa del tiempo es clave para proporcionar un mayor rendimiento en las aplicaciones de alta velocidad y bajo periodo de latencia. Red Hat Enterprise Linux 6.5 puede utilizarse para monitorizar tiempos en transacciones comerciales, mejorando la precisión del sello temporal en datos archivados o sincronizando el tiempo de forma local o global con mayor precisión.

Gracias a otras mejoras de red de Red Hat Enterprise Linux 6.5, los administradores de sistema obtienen una visión más completa de la actividad de la red. Estas nuevas capacidades permiten que los administradores de sistemas puedan inspeccionar datos de IGMP (Internet Group Management Protocol) para enumerar puertos de router multidifusión, grupos de multidifusión con suscriptores activos y sus interfaces asociadas, todas las cuales son importantes para múltiples escenarios de networking, incluyendo medios de streaming.

Mejoras de virtualización

Red Hat Enterprise Linux 6.5 continúa con el compromiso de Red Hat de mejorar la experiencia global de virtualización e incluye varias mejoras que lo convierten en una opción convincente para la gestión de entornos virtualizados. Los administradores de sistema ya pueden activar o desactivar dinámicamente los procesadores virtuales (vCPUs) de invitados activos, convirtiéndolo en una elección muy adecuada para cargas de trabajo elásticas. El tratamiento de aplicaciones de memoria intensiva como invitado de Red Hat Enterprise Linux también ha mejorado, con configuraciones que pueden soportar hasta 4TB de memoria en el hipervisor Kernel Virtual Machine (KVM).

El hipervisor KVM también se integra con volúmenes GlusterFS para proporcionar acceso directo a la plataforma de almacenamiento distribuido, que mejora el rendimiento al acceder a volúmenes de Red Hat Storage o GlusterFS. Por último, los controladores invitados se han actualizado para mejorar el rendimiento de Red Hat Enterprise Linux 6.5 operando como invitado en hipervisores de terceros.

Evolucionando la facilidad de uso, almacenaje y más

Mientras crecen las opciones para el despliegue de aplicaciones, la portabilidad obtiene cada vez mayor importancia. Red Hat Enterprise Linux 6.5 permite al consumidor el despliegue de imágenes de aplicación en contenedores creados utilizando Docker en el entorno que deseen: físico, virtual o nube. Docker es un proyecto de open source para empaquetar y ejecutar contenedores ligeros y autosuficientes; los contenedores ahorran tiempo a los desarrolladores ya que eliminan tareas de integración y diseño de infraestructuras.

Red Hat Enterprise Linux 6.5 se mantiene al día con los avances en la interfaz de control de Solid-State Drive (SSD), introduciendo soporte técnico para SSDs basadas en NVM Express (NVMe). La especificación NVMe aspira a estandarizar la interfaz de SSDs basadas en PCIe y su inclusión en Red Hat Enterprise Linux 6.5 posiciona a la plataforma para soportar una gama creciente de futuros dispositivos basados en NVMe.

También se han incluido novedades en Red Hat Enterprise Linux 6.5 para mejorar la escalabilidad del almacenamiento empresarial. Ahora es posible configurar más de 255 LUNs que estén conectados a un solo target iSCSI. También se ha mejorado el control y recuperación de SAN para iSCSI y Fibre Channel, y gracias a las actualizaciones del mecanismo kexec/kdump ya se pueden crear archivos de volcado de memoria (DUMP) en sistemas configurados con una gran memoria (ej. 6TB).

Red Hat Enterprise Linux 6.5 facilita el seguimiento y gestión de consumo de suscripciones en toda la empresa, integrando el seguimiento de suscripciones en el proceso de trabajo existente de la empresa. Las mejoras de usabilidad incluyen soporte para el acceso remoto a clientes Windows y servidores que utilizan una versión mas actual del protocolo RDP, incluyendo sistemas Windows 7 y 8 y Windows Server 2012.

Para Jim Totton, vicepresidente y gerente general, Platform Business Unit, de Red Hat, “Red Hat Enterprise Linux 6.5 proporciona la innovación que se espera del líder de mercado en sistemas operativos Linux, a la vez que proporciona una plataforma madura para operaciones empresariales, ya sea mediante la estandarización de entornos operativos o apoyando las aplicaciones críticas. La versión más reciente de Red Hat Enterprise Linux 6 constituye los cimientos de toda la cartera de Red Hat, incluyendo OpenShift y OpenStack, haciendo de ella la base perfecta para las empresas que buscan explorar la nube híbrida abierta. (314 visitas)